Última actualización: 18/06/2021

Nuestro método

13Productos analizados

37Horas invertidas

6Estudios evaluados

169Comentarios recaudados

A primera vista puede parecer de un plástico duro, en realidad es suave y cómoda como una cama. La camilla para masaje debe complacer las necesidades de dos sujetos: el terapeuta y el cliente. Este dispositivo es la herramienta principal de trabajo para tratamientos de masoterapia, fisioterapia, osteopatía y quiropraxia.

En general, es fundamental combinar estética, practicidad y comodidad. Por estas razones, hay que ser muy cuidadoso al elegirla. La intención de esta guía es mostrarte algunos aspectos a evaluar que pueden marcar la diferencia en tu elección. ¿Quieres estar satisfecho con tu compra? ¡Sigue leyendo!




Lo más importante

  • Además de las habilidades terapéuticas, la camilla para masaje es el elemento más importante en la masoterapia. Sin ella, el tratamiento puede resultar muy incómodo y poco efectivo para el paciente y el terapeuta.
  • Hay diferentes tipos de camillas para masaje y una gran variedad de modelos, adaptables a distintos lugares y tratamientos.
  • Es importante que reconozcas cómo elegir la mejor para ti. Ya sea que la compre por primera vez o simplemente para reemplazar la que ya tienes.

Las mejores camillas para masaje del mercado: nuestras recomendaciones

En el mercado hay una gran variedad de camillas para masaje según modelos, estilos, calidad y precios diferentes. ¿Es difícil decidir cuál es el mejor para ti? Puede serlo si no sabes siquiera por dónde comenzar. Comienza entonces por nuestras recomendaciones a continuación. Son las opciones favoritas de los compradores basadas en calidad, precio y durabilidad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las camillas para masaje

Puede parecer fácil elegir una camilla, pero debes saber que en realidad hay muchos usos además de la terapia de masaje. A continuación, hemos respondido a las preguntas más frecuentes.

La camilla para masaje correcta potencia los efectos de la masoterapia. (Fuente: Krukov: 5794018/ Pexels)

¿Para qué sirven las camillas para masaje?

Los masajistas usan las camillas para posicionar al cliente sobre una superficie confortable y estable durante la masoterapia. Ya sea para masajes terapéuticos o de relajación, el paciente debe estar cómodo. El objetivo del masaje es reducir la tensión, favorecer la recuperación de enfermedades o lesiones y promover una sensación de relajación. De ahí que sea un elemento tan importante.

También se conocen como mesas o camas de masaje. Son utilizadas también como mesa de exploración por médicos y profesionales médicos. También es usada por reflexólogos, fisioterapeutas, osteópatas, acupunturistas, practicantes de reiki, tatuadores y terapeutas de belleza. Es común encontrarlas en hospitales, consultorios, centros de spa y en consultas a domicilio.

Mark F. BeckLicenciado en Educación Vocacional con énfasis en Terapia de Masajes de la Universidad de Idaho
" La camilla para masaje es la herramienta principal del terapeuta junto a sus manos, para garantizar su comodidad y la de sus clientes."

¿Qué tipos de camillas para masaje existen?

La diferencia entre los tipos de mesas de masaje reside principalmente en su funcionalidad: si son fijas o plegables, eléctricas o hidráulicas y sillas multifuncionales. Cada una de ellas tiene sus particularidades, ventajas y desventajas, pero puedes tener la certeza de que siempre habrá un modelo que se adapte a tus prioridades.

Tipo de camilla para masaje Características Lugares de uso
Fija Se caracterizan por su solidez, durabilidad, comodidad y buen soporte de peso. Puede ser de uno a cuatro cuerpos. Hospitales, clínicas, consultorios o estéticas.
Plegable Fáciles de transportar por su peso de solo 10 y 15 kilos. Fabricada en aluminio, madera o plástico. Al desplegarse puede complementarse con soportes cabezales y reposabrazos. Servicios a domicilio, clínicas y spas.
Eléctrica Cuentan con motor eléctrico para ajustar la altura, la inclinación del respaldo con un mando a distancia. Costosas. Disponibles de uno a cuatro cuerpos. Aptas para tratar personas con movilidad reducida. Hospitales, clínicas, consultorios, centros de spa.
Hidráulica Tienen una palanca conectada al sistema hidráulico para ajustar manualmente la altura y la inclinación de los cuerpos. Permiten regular independientemente el suministro de energía con facilidad Hospitales, clínicas, centros de fisioterapia y de rehabilitación.
Sillones ergonómicos multifuncionales Especialmente diseñadas para no lastimar el cuello y la espalda del paciente. Su estructura favorece una óptima relajación y las hace útiles para postoperatorios. Clínicas, centros de fisioterapia, rehabilitación, de tatuajes y profesionales a domicilio.

¿Cuál es la diferencia entre las camillas para masaje básicas y las profesionales?

La principal diferencia está en los materiales utilizados en su fabricación, que afectará al precio final y comodidad. Las profesionales son más costosas porque la calidad de los materiales y acabados es mucho mayor, son más resistentes y duraderas. Las mesas de masaje básicas en cambio, pueden ofrecer una excelente relación calidad-precio, pero con materiales poco duraderos.

Los modelos más sencillos harán su trabajo. Las profesionales ofrecen una mejor experiencia porque tienen mejores materiales en el marco, los tornillos y los componentes mecánicos. El tapizado es de alta gama con cuero poliuretano (PU) y puede soportar la humedad propia de los spas. En la práctica ambas opciones te funcionarán, pero cada una brindará una experiencia totalmente distinta.

¿Cuáles son los beneficios y limitaciones de las camillas para masaje?

La principal ventaja de tener una camilla para masaje es, evidentemente, la facilidad de poder hacer masajes. De hecho, los masajes son favorecedores tanto a nivel físico como emocional. Sin embargo, tener una camilla propia ofrece varios beneficios para cualquier terapeuta. Algunas limitaciones están relacionadas con el mal uso y mantenimiento de la mesa.

Ventajas
  • Brindan estabilidad tanto para el paciente como para el terapista.
  • Favorece la relajación y los efectos del masaje.
  • Son cómodas sin importar la técnica de masaje usada.
  • Hay gran versatilidad de tipos y modelos.
  • Los modelos plegables abren la opción de terapias a domicilio.
  • Pueden adaptarse a las necesidades físicas y personales de los pacientes.
  • Son de fácil mantenimiento.
Desventajas
  • Pueden provocar fatiga en el masajista si la altura no está ajustada.
  • Es necesario ajustar y plegar con cuidado para no lastimarse.
  • Una mala limpieza puede causar irritaciones, alergias e infecciones.
  • Las camillas profesionales tienen un precio elevado.

¿Qué nivel de calidad de camillas para masaje debería elegir?

La respuesta depende de tu presupuesto, durabilidad esperada y el servicio que ofreces. Para muchos terapeutas, elegir una mesa de calidad media para su práctica viene bien al comienzo de su carrera. A medida que desarrollan su profesión, adquieren más experiencias y conocimientos y compran una camilla de mayor calidad.

Una camilla de alta calidad permite aumentar tu nivel de atención de cara a tus pacientes o clientes. Los modelos baratos te servirán a corto plazo. La presión constante ejercida por la subida y bajada de los cuerpos, podría dañar la camilla para masaje.

¿Cómo cuidar y desinfectar tu camilla para masaje?

Las camillas para masaje necesitan ciertos cuidados para mantenerla limpia y en buen estado. Te aconsejamos que sigas las siguientes pautas que te ayudarán a prolongar su vida útil.

  • Para evitar que alguien se lastime, comprueba periódicamente la presión de las perillas y los tornillos, además del ajuste de los cables. Si se tambalea, no está bien ajustada. Si tu camilla o mesa es de madera, debes asegurarte que no tengan grietas ni estén hinchadas por la humedad.
  • Las camas plegables deben guardarse en su funda a temperatura ambiente. No deben guardarse en el maletero ni en ninguna otra parte del coche, puesto que las temperaturas extremas pueden dañarla.
  • Mantén la mesa cubierta con una sábana, funda de vinilo o rollo de papel en todo momento para proteger más el tapizado. Limpia el tapizado después de cada terapia con un paño de microfibra suave, jabón neutro y agua tibia. Eliminarán la suciedad, la grasa y cualquier otro residuo que quede.
  • Si tienes manchas difíciles de sacar, puedes usar una solución con lejía diluida en agua. Nunca exageres con la cantidad ni limpies con productos abrasivos con disolventes, alcohol, ingredientes cítricos o quitamanchas comerciales.

Las camillas para masaje son la herramienta principal de los terapeutas. (Fuente: Raicevic: 152849557/ 123rf)

¿Qué alternativas hay a las camillas para masaje?

Si no puedes o no quieres tener una camilla, pero quieres recibir un masaje, hay varias opciones que te pueden ser útiles. Recuerdas que si tienes un problema particular, ninguna de estas opciones podrá sustituirla.

  • Sillón de masaje: Es un tipo de mueble con sistema de motor vibratorio para proporcionar masajes en cuerpo y piernas. Con respaldo y reposapiés ajustables, es cómodo y ergonómico. Algunos modelos permiten especificar qué área masajear, durante cuánto tiempo y a qué intensidad. Son muy pesados y más costosos que las camillas.
  • Cama de masajes: Transmite vibraciones a través de un motor instalado debajo del somier, permitiendo un relajante masaje incluso cuando duermes. Tienen un amortiguador anti ruidos que impiden que la vibración llegue a las patas.
  • Colchoneta de masaje: Es un dispositivo eléctrico de masaje que vibra para masajear la espalda, zona lumbar, cuello, brazos y piernas. Se puede regular la intensidad del masaje y la mayoría son portátiles. Algunos modelos incorporan almohadillas térmicas y pueden acoplarse a casi cualquier silla o mueble.
  • Masajeadores: Son dispositivos eléctricos o manuales con los que se puede hacer un masaje sin depender de otra persona. Los hay de varios tipos: desde cojines o bufandas hasta áreas específicas del cuerpo como faciales, capilares, de espalda y de pies.
  • Superficies planas: Si simplemente quieres un masaje, cualquier sitio puede servirte. Desafortunadamente, estas opciones no proporcionan un buen respaldo por ser demasiado duras o blandas. Tampoco tienen un ajuste ergonómico.

Criterios de compra

Ya vimos que la elección y el uso correcto de las camillas para masaje permite a los pacientes relajarse y aprovechar mejor todos los beneficios de la terapia. Antes de comprar este producto, tienes que considerar algunos criterios para entender cuál es el más adecuado a tus necesidades. A continuación te los explicaremos en detalle uno a uno.

Tipo de actividad

¿Tienes algún problema específico? ¿Dónde la necesitas? ¿En hospitales, clínicas, o consultorios? Piensa primero en las condiciones o características que precisas y luego, mira las funcionalidades de los modelos para simplificar tus opciones.

Si necesitas... Puedes considerar comprar
Usarla en un hospital, clínica, consultorio o centro que no requiere una movilización Una camilla fija hidráulica o eléctrica
Brindar servicio a domicilio Una camilla plegable portátil ultraligera
Usarla esporádicamente o como complemento de una fija Camilla plegable de peso medio con accesorios adaptables
Para tratamientos reflexología y estética Camilla de varios cuerpos, con soportes de brazo, cara y respaldo ajustable.
Rehabilitar lesiones o relajar cuello y espalda Silla multifuncional

Materiales

Los materiales de las mesas de masaje se relacionan con su durabilidad, peso, comodidad y la facilidad de limpieza. En la estructura, los materiales más utilizados son la madera, el aluminio y el plástico. Con los de madera es importante elegir una de buena calidad, con pocos nudos y una veta sólida. Los de aluminio deben ser inoxidables y que no se doblen fácilmente con la presión.

Asegúrate de que la calidad sea buena para garantizar una compra duradera.

En el acolchado busca una espuma suave de alta densidad. La espuma de celulosa, por ejemplo, es una de las mejores. Por otro lado, en el tapizado se utilizan dos tipos de cueros ecológicos: cuero de PVC (cloruro de polivinilo) o cuero de PU (poliuretano). Ambos duran mucho, son fáciles de limpiar y también agradables al tacto.

Medidas

Las medidas dependen del tipo de masaje, la altura del terapeuta y del cliente o paciente, su peso y las preferencias personales del terapeuta. La camilla debe tener la altura adecuada para proporcionar buen soporte al aplicar la presión y evitar la fatiga en la espalda, el cuello, los brazos y hombros.

La medida estándar es de 75 cm aproximadamente y el ancho es de 70 a 80 cm. Si es muy estrecha, no ofrece suficiente apoyo para los brazos y si es muy ancha es incómoda para el terapeuta al desplazarse. El largo suele ser entre 160 y 190 cm, pero si tienes pacientes muy altos puedes agregar un reposacabezas.

Las camillas para masaje eléctricas e hidráulicas, aunque costosas, son una opción ideal para personas con discapacidad o movilidad reducida. (Fuente: Białasiewicz: 34249730/ 123rf)

Capacidad de peso

Tiene en cuenta el peso máximo que puede soportar y el peso de la camilla en sí. En cuanto al primero, se incluye la carga del paciente y las maniobras y presiones ejercidas por el terapeuta. Por ello, es importante que aguanten más de 100 kilos y más de 270 kilos en pacientes con obesidad.

Las camillas suelen pesar entre 10 y 25 kilos. Este factor es importante, sobre todo en las camas plegables y portátiles, porque necesitan ser trasladadas constantemente. Las opciones ultraligeras suelen ser las de madera.

Características ajustables

Algunas camillas tienen varias secciones que se ajustan hacia arriba o abajo en distintas configuraciones. Esto permite adaptarse mejor a situaciones terapéuticas específicas o la anatomía del paciente. Además, tienen diferentes mecanismos de desplazamiento y anclaje que se pueden conseguir en formas básicas o avanzadas:

  • Tuercas de mariposa para ajustar la altura de la camilla
  • Palanca y sistema de amortiguación incorporado
  • Sistema hidráulico de pistón a gas
  • Sistema eléctrico a motor

Los de sistema hidráulico y eléctrico son útiles para pacientes o clientes mayores o con discapacidades. Generalmente tienen dificultades para subirse a una camilla o mesa regular. Hay ajustes adicionales para la cara, con forma de agujero en el extremo de la mesa o una extensión acolchada al final de la mesa.

Accesorios

Por lo general, una buena camilla para masajes viene equipada con accesorios desmontables como reposacabezas y apoyabrazos. Estos accesorios extienden las medidas de la cama, pero no a todas las personas les gusta o los consideran necesario. Las camillas plegables tienen una funda de transporte que protege la mesa y facilita el transporte.

Otros accesorios útiles son los portarrollos para cambiar rápidamente el papel que envuelve la cama para cada sesión, así como cojines para mejorar la postura. Otro accesorio poco común, pero valioso es un colchón térmico que emite calor y potencia la relajación del paciente.

Resumen

Usar una camilla para masaje adecuada te ayudará a potenciar los efectos y el estado de relajación del paciente o cliente. Además, es una buena inversión para regalar una experiencia más cómoda y relajante. Sin importar el modelo por el que te inclines, es fundamental adquirir siempre una camilla para masaje de calidad.

Existen diferentes tipos de camillas para masajistas, sin embargo todas deben tener características en común. Deben ser fuertes, cómodas, plegables y portátiles. De hecho, no todos los profesionales del sector trabajan exclusivamente en el estudio. Muchos ofrecen servicios puerta a puerta y por este motivo, optan por apostar por camillas portátiles de masaje.

Confiamos en que esta guía te haya sido útil. Si te ha gustado, compártela en tus redes y contribuye con tus opiniones. ¿Has tenido experiencia antes con una camilla para masaje? ¡Cuéntanos la experiencia en los comentarios!

(Fuente de la imagen destacada: Yastremska: 94545408/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones