Última actualización: 24/08/2021

Nuestro método

24Productos analizados

23Horas invertidas

3Estudios evaluados

109Comentarios recaudados

Cada año, el mundo del maquillaje llega cargado de nuevas tendencias. Aun así, en todas ellas siempre se busca resaltar la mirada. Es aquí donde entra en juego el enchinador de pestañas, el mejor aliado para la mirada perfecta.

Aunque a simple vista pueda llegar intimidar, el enchinador de pestañas es un instrumento muy fácil de usar y que marca un antes y un después en tu rutina de belleza. En este artículo incluimos todo lo que debes saber sobre él para sacarle partido a tu mirada. ¿Empezamos?




Lo más importante

  • El enchinador de pestañas destaca por su capacidad de transformar tu mirada. Para obtener el mejor resultado, es importante elegir el que mejor se adapte a la forma de tu ojo.
  • Existen enchinadores de pestañas tradicionales, los que tienen asas ergonómicas y los térmicos. Debes utilizarlo con cuidado, dedicándole unos minutos para conseguir un resultado óptimo.
  • Antes de comprar tu enchinador de pestañas, debes tener en cuenta ciertos aspectos. El agarre, la forma del arco o la duración son algunos de ellos. Sácale partido a tu enchinador de pestañas y hazlo formar parte de tu rutina de maquillaje.

Los mejores enchinadores de pestañas del mercado: nuestros favoritos

Decidirse por un enchinador de pestañas puede resultar una tarea difícil. Antes de adquirirlo debes tener en cuenta ciertos aspectos como el agarre o la forma del arco. A continuación, te presentamos algunos enchinadores de pestañas que, a nuestro juicio, son los mejores.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los enchinadores de pestañas

El enchinador de pestañas lleva en el mercado muchos años. Aun así, hoy en día todavía hay mujeres que no se atreven a probarlo. Quizás esto se deba a su diseño. En cualquier caso, a continuación resolvemos todas tus dudas sobre él, para que te lances a probarlo y disfrutes del resultado.

mujer rubia

El enchinador de pestañas es muy fácil de usar. (Fuente: Yastremska: 105829069/ 123rf.com)

¿Qué beneficios tiene usar un enchinador de pestañas?

Usar un enchinador de pestañas proporciona multitud de ventajas. Veamos los diferentes beneficios que proporcionan tanto los enchinadores de pestañas clásicos como los térmicos.

En primer lugar, rizar tus pestañas con el enchinador clásico es muy sencillo. Hace que tus ojos parezcan más grandes. En segundo lugar, si combinas su uso con el del rímel, tus pestañas se verán más largas y rizadas. Por último, es una herramienta que no ocupa mucho espacio, por lo que puedes guardarla en tu neceser.

Ventajas
  • Tus ojos parecen más grandes
  • Alarga las pestañas
  • Fácil de usar
  • Herramienta pequeña y compacta
  • Precio asequible
Desventajas
  • Puede pellizcar el párpado
  • Algunos requieren pilas para su mantenimiento
  • Necesita de una almohadilla nueva cada 6 meses

¿Qué tipos de enchinadores de pestañas hay?

El enchinador de pestañas es una herramienta con una sola función. Aun así, existen diferentes tipos de enchinadores en el mercado. El más tradicional es el metálico, que tiene un agarre parecido al de las tijeras.

Por otro lado, encontramos los enchinadores con asas ergonómicas. Estos son menos conocidos que los anteriores. Finalmente, los enchinadores de pestañas térmicos son los más indicados para un rizo duradero. No alcanzan temperaturas muy elevadas para evitar dañar las pestañas.

Tipos Beneficios Inconvenientes
Enchinador clásico de metal Es sencillo de usar y duradero. Su diseño puede llegar a intimidar.
Enchinador clásico de plástico Es ideal para personas con ojos sensibles. El rizo no es muy definido.
Enchinador clásico térmico Consigue un rizo muy duradero y voluminoso en las pestañas. Se alarga un poco el proceso porque hay que esperar a que caliente.
Enchinador térmico en forma de peine No hay riesgo de que pellizque la piel. Tarda tiempo en calentar.

¿Cómo se utiliza un enchinador de pestañas clásico?

Inclina la cabeza hacia atrás e introduce las pestañas dentro de la almohadilla del enchinador. Inclinar la cabeza ayudará a que no pegues el enchinador al párpado y evites pellizcarte.

Cuando las pestañas estén acomodadas, cierra el enchinador durante unos segundos. Esto formará un rizo natural. A continuación, abre el enchinador lentamente. Puedes repetir el proceso e incluso abrir y cerrar el enchinador varias veces para acentuar el rizo de tus pestañas. Finalmente, repite el proceso en la punta de las pestañas para mantenerlas levantadas más tiempo.

¿Cómo se utiliza un enchinador de pestañas térmico?

Como ya hemos visto anteriormente, existen dos tipos de enchinador de pestañas térmico. Uno se parece al enchinador clásico y el otro tiene forma de peine. Ambos deben calentarse antes de su uso.

El enchinador térmico, parecido al clásico, se utiliza tal y como hemos explicado en la pregunta anterior. La diferencia es que al aplicar calor, el efecto es más duradero. En cuanto al enchinador térmico en forma de peine, colócalo en la base de tus pestañas y cepilla lentamente hacia arriba. Asegúrate de inclinar las pestañas en la posición que quieras que adopten.

enchinadores juntos

El enchinador de pestañas destaca por su capacidad de transformar tu mirada. (Fuente: Anikin: 137473732/ 123rf.com)

¿Es malo utilizar un enchinador de pestañas a diario?

Si se usa correctamente, el enchinador de pestañas no es dañino. Asegúrate de seguir los pasos mencionados anteriormente para un resultado óptimo que no dañe tus pestañas.

Procura mantener la mano quieta mientras usas el enchinador de pestañas y límpialo tras cada uso. Además, es importante que siempre apliques el rímel después de rizarte las pestañas, evitando así que éstas queden atrapadas en el enchinador.

¿Cuánto dura un enchinador de pestañas?

La clave está en las almohadillas, que deben cambiarse cada 6 meses. De esta forma, se mantienen lo suficientemente flexibles como para proporcionar el rizo óptimo. Sin embargo, es muy importante limpiar el enchinador de pestañas y la almohadilla después de cada uso.

Así, conseguirás que tu enchinador tenga mayor durabilidad cumpliendo con su función. Puedes usar una bola de algodón empapada en alcohol o desmaquillante de ojos. De esta forma, te aseguras de que el enchinador está listo para su próximo uso.

Cuando empieces a notar que tu enchinador de pestañas ya no es el que era cuando lo compraste, es hora de adquirir uno nuevo. Eso sí, si lo cuidas bien pueden pasar incluso años hasta que esto ocurra.

Katey DennoMaquilladora de celebridades
"Cuando usas el enchinador de pestañas parece que has dormido bien por la noche. Hace que los ojos se vean más atractivos y cautivadores".

¿Qué alternativas hay al enchinador de pestañas?

Existen multitud de métodos para resaltar tu mirada. Por si el enchinador de pestañas no encaja contigo, te ofrecemos una lista con otras alternativas.

  • Extensión de pestañas: En esta técnica se colocan las extensiones pelo a pelo sobre tus pestañas. De esta forma se consigue una mirada marcada e intensa.
  • Lifting de pestañas: Esta técnica altera la forma y color de tus propias pestañas. Se utiliza una plantilla y productos como la queratina que ayudan a fortalecer y revitalizar las pestañas.
  • Pestañas postizas: Son un accesorio de belleza que se coloca encima de las propias pestañas. Se adhieren a las pestañas gracias a un pegamento especial. Existen multitud de diseños, pudiendo elegir el que más encaje contigo.
  • Pestañas magnéticas: Son parecidas a las pestañas postizas. Se colocan por parejas a través de un imán, quedando tus pestañas en medio. De esta forma se crea una especie de sándwich.

Criterios de compra

Ahora que ya sabes todo sobre enchinadores de pestañas, es hora de elegir el que mejor encaja con tus necesidades. Para ello, es importante tener en cuenta una serie de aspectos que te ayudarán a escoger el mejor.

Material

Los enchinadores de pestañas están generalmente hechos de plástico o metal. Los de plástico son la mejor opción si tu piel u ojos son sensibles. La ventaja de los metálicos es que son más duraderos.

Si tu prioridad es la comodidad en el uso del enchinador, lo mejor es uno de silicona por su suavidad y fácil control. En cambio, si buscas un enchinador duradero, opta por uno de acero inoxidable.

pestañas rizadas

Para obtener el mejor resultado, es importante elegir el que mejor se adapte a la forma de tu ojo. (Fuente: Amikishiyev: 150297941/ 123rf.com)

Agarre

El agarre es un aspecto muy importante. Va a permitir ejercer la fuerza necesaria para rizar tus pestañas. Existen enchinadores de pestañas con forma de tijera. Si quieres adquirir uno de este tipo, debes tener en cuenta el tamaño de tus dedos.

Este agarre proporciona mayor firmeza y con él es más fácil aplicar fuerza. Si consideras que este agarre puede ser incómodo, existen otros enchinadores de pestañas, generalmente de plástico, con asas ergonómicas.

Ajuste de la temperatura

Muchos enchinadores de pestañas térmicos solo alcanzan una temperatura. Al encenderlo, automáticamente  alcanzará una temperatura específica y no te dará la opción de ajustarla.

Este es un aspecto muy importante que debes tener en cuenta. Existen modelos que sí dan la opción de ajustar la temperatura. De esta forma, podrás regularla según tus preferencias, evitando dañar tus pestañas por un exceso de calor.

Forma del arco

Es muy importante tener en cuenta la forma del arco a la hora de comprar un enchinador de pestañas. Existen diferentes arcos, cada uno para un tipo de ojo diferente.

  • Arco plano: Es el mejor para personas con ojos pequeños y una cuenca poco profunda. La poca profundidad del arco hace que el enchinador encaje a la perfección y permite que cada pestaña se rice.
  • Arco para ojos almendrados: Este arco está diseñado para ojos con una curvatura poco redondeada. Permite colocar el enchinador de pestañas justo contra el párpado, consiguiendo un rizo que nace desde la raíz.
  • Arco profundo: Es el más indicado para personas con ojos grandes y redondos. El enchinador tiene una curvatura muy pronunciada que permite recoger todas las pestañas.

Chica con enchinador

Existen enchinadores de pestañas tradicionales, los que tienen asas ergonómicas y los térmicos. (Fuente: Dmytro: 142184706/ 123rf.com)

Durabilidad

Los enchinadores de pestañas clásicos suelen venir con una o dos almohadillas de recambio. Éstas están diseñadas para durar entre tres y seis meses cada una. A partir de ahí, puedes decidirte por comprar más almohadillas o un enchinador de pestañas nuevo.

Mantener la herramienta limpia y reemplazar la almohadilla prolongará la vida útil del enchinador. La duración de tu enchinador de pestañas dependerá de los recambios y el cuidado que le des.

Resumen

¡Ya eres una experta en enchinadores de pestañas! No dejes que su aspecto vuelva a intimidarte. Lleva décadas formando parte de la rutina de maquillaje de millones de mujeres. Si aún no te has atrevido a probarlo, es la hora. Haz que tu mirada sea difícil de olvidar.

Consulta esta guía cuando te surjan dudas sobre su uso. Ten en cuenta que existen diferentes tipos de enchinadores. Encuentra aquel que encaje con tus necesidades. Si te ha gustado nuestro artículo sobre enchinadores de pestañas, compártelo en tus redes y háblanos de tu experiencia en la sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Yastremska: 116899700/ 123rf.com)

Evaluaciones