Última actualización: 18/06/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

El producto estrella de hoy son los organizadores de escritorio. Todos sabemos que es bastante fácil distraerse mientras trabajamos o estudiamos y, más aún, si lo hacemos en un lugar desordenado. Y no olvides cuántas veces has perdido tu tiempo buscando algún objeto que necesitas para seguir con tus labores.

Ya sea para tu oficina, escuela o tu hogar, estos productos facilitan mucho tu vida y mejoran tu desempeño. Si quieres saber cómo ser más eficiente, quédate con nosotros, te explicaremos todo lo que necesitas saber y saldrás de aquí con tu organizador ideal.




Lo más importante

  • Los organizadores de escritorio son soportes que colocamos en nuestras oficinas, habitaciones, talleres y demás, y nos ayudan a mantener nuestro espacio ordenado. Puedes colocar tus artículos preferidos, ya sean lápices, hojas, clips, reglas, y mucho más.
  • Existen varios tipos de organizadores como cajoneras, de ranuras, apilables, en escalera, giratorios o como soporte de monitor. Cada uno tiene una forma diferente y depende del uso que le quieras dar.
  • Antes de escoger un organizador, es recomendable tomar en cuenta el material, su función, su forma y textura, cómo son sus compartimentos y el espacio que tengas disponible para colocarlo. Esto te ayudará a encontrar aquel que sea el indicado para ti.

Los mejores organizadores de escritorio del mercado: nuestras recomendaciones

Hemos preparado una lista con los mejores organizadores de escritorio para ayudarte a escoger el producto que se acerca más a lo que deseas y necesitas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre un organizador de escritorio

Queremos que tengas una guía completa y puedas identificar cuál sería tu organizador ideal. En este sentido, te explicaremos más a detalle sobre los organizadores de escritorio.

Los organizadores de escritorio son soportes que colocamos en nuestras oficinas, habitaciones, talleres y demás, y nos ayudan a mantener nuestro espacio ordenado. (Fuente: Yastremska: 133227094/ 123rf)

¿Qué es un organizador de escritorio?

Los organizadores de escritorio son soportes o contenedores que cuentan con varios compartimentos. Si bien pueden colocarse sobre cualquier mesa o superficie de un espacio de trabajo, por lo general van sobre un escritorio, de ahí su nombre. En los organizadores, puedes colocar tus herramientas de trabajo como lápices, bolígrafos, marcadores, clips, etiquetas, y mucho más. Sin olvidar que se adaptan a cualquier ambiente, ya sean oficinas, habitaciones, clases o salas.

Existe una amplia variedad de organizadores, los cuales se pueden encontrar en diferentes materiales, colores, formas y tamaños. De manera que, seguramente, habrá uno que sea ideal para ti y cumpla con lo que necesitas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener un organizador de escritorio?

Los organizadores ayudan a tener tus herramientas a tu alcance, siendo útiles para mantener un escritorio limpio y ordenado y poder optimizar tu espacio. Además, podrás evitar distracciones, mejorar tu desempeño y ser más eficiente en tu trabajo. Y no olvides que puedes dar un toque especial a tus espacios, según tus gustos.

Sin embargo, si eliges un organizador que no se acople a tu espacio disponible, puede llegar a ocupar bastante espacio. Dependiendo del material, algunos pueden ser frágiles. Y, en caso de tener muchas herramientas, puede que necesites más de uno para guardar todos los artículos que deseas. A continuación, incluimos una lista resumida de las ventajas y desventajas de los organizadores de escritorio.

Ventajas
  • Fácil acceso a herramientas
  • Mantienen espacio ordenado
  • Optimiza espacios
  • Evita distracciones
  • Aumenta eficiencia
  • Personaliza tu espacio
Desventajas
  • Puede ocupar más espacio
  • Su resistencia es muy dependiente de varios factores
  • A veces uno no es suficiente

¿Qué tipos de organizadores de escritorio existen?

Puedes encontrar distintos tipos de organizadores de escritorio, los cuales resumiremos en la siguiente tabla, ayudándote a decidir cuál escoger basándonos en el uso o función que necesitas. Quédate y aprenderás más al respecto:

Función Compartimentos
Cajonera Guarda objetos pequeños (tachuelas, clips, pinzas y más). Cerrados y en forma de cajón.
Ranura Permite fácil acceso y mejor visualización de los objetos. Abiertos y con distinta profundidad.
Apilable Guarda documentos, cartas, revistas o libretas. Abiertos y amplios, en forma de bandejas o archivadores.
Escalera Guarda marcadores, lápices, bolígrafos y otros similares. Van uno encima de otro y con caída en forma de escalera.
Giratorio Gira 360°, rápido acceso a herramientas. Ranuras en forma redonda.
Soporte de monitor Superficie plana para colocar monitor, optimiza espacio. Pequeñas ranuras o cajones.

¿Cuáles son las alternativas de un organizador de escritorio?

Una de las grandes características de un organizador de escritorio es su variedad de compartimentos y su capacidad para soportar, sujetar y, por supuesto, mantener ordenados tus artículos. Es por eso, que un organizador de escritorio tiene otras alternativas de uso más allá de ubicar tus herramientas de papelería diarias.

Por si no sabías, estos soportes funcionan muy bien para organizar tu maquillaje o productos de cuidado personal como labiales, máscara de pestañas, brochas, cremas, serúm y mucho más. Otra manera de utilizarlo es guardando insumos de bisutería y costura. También, puedes usarlo como joyero o puedes colocar otros accesorios como pasadores, pinzas, diademas, gafas, pañuelos, cinturones y más.

Este producto optimiza tu espacio de la mejor manera. (Fuente: Tappura: mCg0ZgD7BgU/ Unsplash)

¿Cuánto cuesta un organizador de escritorio?

Por lo general, puedes encontrar organizadores de escritorio a precios accesibles. Pero, en realidad, todo dependerá de la calidad del material con el que esté hecho, el número y variedad de compartimentos que tenga, su tamaño, sus funciones, diseños y demás características. En función de qué tan complejos sean estas, el valor del escritorio podrá escalar significativamente.

Podrás encontrar opciones más económicas, y otras más caras. En el primer caso, serán organizadores bastante simples en diseño y que cuentan con un compartimento, como mucho. Por otro lado, las opciones más costosas cuentan con funciones adicionales o tienen forma de un mueble, de manera que son más difíciles de colocar y transportar.

Criterios de compra

Ya que conoces un poco más sobre organizadores de escritorios, te contamos sobre los puntos clave a tomar en cuenta para encontrar el producto que mejor se adapte a ti y a tus necesidades. Así podrás llevar tu vida y tu trabajo de forma más organizada.

Material

Sabemos que el material siempre es importante, no solo en lo referido a limpieza, resistencia o durabilidad, sino también en relación con el aporte de un estilo diferente y a las necesidades que pueda cubrir. A continuación, te explicamos cada uno de ellos:

  • Metal: Los organizadores de rejilla metálica de acero o aluminio son la mezcla perfecta entre resistencia y versatilidad. Son fáciles de limpiar y conservar, son livianos y soportan la carga de varios materiales, combinando con todo escritorio y en diferentes ambientes, ya sean habitaciones, oficinas o salas.
  • Madera: Estos organizadores, generalmente, son pesados y delicados ante la humedad, por lo que es preferible limpiarlos solo con un paño. Sin embargo, si le das un uso y cuidado adecuados, te pueden durar por bastante tiempo.
  • MDF: Por si no sabías, el MDF es un material hecho de fibras de madera prensadas, debido a que el tamaño de sus partículas son tan finas que se pueden fabricar modelos en formas más complejas que con madera o bambú. Este material es resistente, liviano y fácil de cuidar. Además, queda bien con todo porque lo puedes encontrar en diferentes acabados y tonos.
  • Plástico: Los puedes encontrar en colores sólidos o transparentes. Puede ser de metacrilato, el cual es más claro y elegante, o de polipropileno, que es más sencillo y básico. Estos organizadores tienden a rayarse con facilidad. Sin embargo, es el material más liviano y fácil de limpiar, por lo que se considera apto para espacios infantiles.

El organizador que elijas te ayudará a ser más productivo. (Fuente: Heyerdahl: A0NBgSlOxco/ Unsplash)

Función

Antes de comprar un organizador, debes tener claro la función que necesites con base en el uso que le quieras dar. Aquí, te explicamos más al respecto:

  • Archivadores y bandejas: Ideales para guardar documentos, carpetas e incluso cartas, sirven para tener un acceso rápido hacia ellos y que puedan estar distribuidos a tu conveniencia.
  • Portalápices: Como su nombre lo dice, son organizadores para guardar lápices o cualquier material de papelería similar. Estos organizadores son muy útiles, de manera que puedas guardar y sacar tus herramientas fácilmente y sin problema.
  • Multifuncionales: Sirven para todo. Puedes colocar lápices, notas adhesivas, tijeras, clips, tachuelas, pinzas, cinta, y mucho más, ya que encontrarás varios compartimentos de diferentes tamaños para colocar lo que deseas y necesitas.
  • Funciones especiales: Existen organizadores de escritorio más elaborados que incluyen herramientas adicionales. Puedes encontrar funciones incluidas como reloj, linterna, calculadora, espejo, o dispensador de cinta adhesiva.

Compartimentos

Los compartimentos son los espacios dentro del organizador que tienes disponible para colocar tus artículos y, sin duda, es importante la cantidad de compartimentos en un organizador de escritorio. Pero, sobre todo, sus características, las cuales determinarán como optimizar el uso de tu organizador. Te explicaremos más sobre estas características para que puedas tomarlo en cuenta al realizar tu compra:

  • Planos: En estos compartimentos, puedes colocar instrumentos más amplios o que deban ser visibles y accesibles para ti, como grapadora, etiquetas, notas adhesivas y demás.
  • Profundos: Con esto nos referimos a que tengan una distancia de fondo adecuada para guardar tus agendas, lápices, marcadores, reglas, y otros similares, de manera que estén correctamente sujetados y sean accesibles.
  • Cerrados: Se trata de compartimentos que cuentan con una tapa o son cubiertos por otras superficies. Aquí, puedes colocar artículos pequeños y que tiendan a extraviarse fácilmente, como clips, tachuelas, imanes, grapas, pinzas y más. Guardarlos en este compartimento ayudará a tenerlos organizados y evitar perderlos.
  • Abiertos: Por el contrario, estos compartimentos no están cubiertos ni son tan profundos. Por lo que aquí, podrás colocar cualquier artículo que necesites de fácil y rápido acceso, y que utilices con frecuencia.

Espacio

Antes de escoger el organizador de escritorio que deseas, toma en cuenta tu espacio disponible. Asegúrate del lugar en donde lo quieras colocar, ya que de esto dependen las características que tu organizador ideal deba tener.

Si tienes mucho espacio, pues no tendrás mayor problema al tomar tu decisión y podrás basarte en otras características. En cambio, si no cuentas con tanto espacio disponible, no te preocupes, hay varias opciones que facilitarán tu vida y puedes enfocarte en los distintos tipos de organizadores que te mencionamos. Estamos seguros de que encontrarás uno para ti.

Forma y textura

La forma de tu organizador depende de tu espacio y el lugar en donde lo vayas a colocar. Es decir, si tu espacio de trabajo es amplio, podrás elegir uno redondo o rectangular y grande o con varios compartimentos. Sin embargo, si tu área es reducida, puedes optar por un organizador rectangular y alto, de manera que no te consuma más espacio del adecuado, o uno redondo o cuadrado que te permita guardar solo tus herramientas esenciales.

No olvides la textura. Si deseas colocar artículos pequeños, será mejor optar por una lisa, es decir que sea de madera, MDF o plástico. Ahora bien, si prefieres tener mayor visibilidad del contenido de cada compartimento y tus objetos no son tan pequeños, puedes escoger una textura de malla, los cuales están hechos, por lo general, de metal.

Resumen

Ser productivos es sumamente importante y, a veces, difícil de conseguir. Sin embargo, los organizadores de escritorio, definitivamente, son de gran ayuda para tener un espacio libre de distracciones y mejorar tu desempeño. Recuerda que existen muchos factores que debes considerar antes de elegir el tuyo, como el espacio, su función, el material, la forma y los compartimentos. Gran parte de estos determinan la resistencia y durabilidad de tu organizador.

Hay muchas opciones en el mercado, por lo que encontrarás un producto con el que te identifiques. Así, podrás aportar un toque especial a tus espacios y sentirte a gusto cada vez que tengas de trabajar. Esperamos haberte ayudado y, si es así, no olvides dejar un comentario o compartir esta Guía con tus amigos a través de tus redes sociales. Estamos seguros de que hay un organizador de escritorio esperando por ti.

(Fuente de la imagen destacada: Białasiewicz: 87244360/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones